Publicado: 14 de Marzo de 2020

¿Cómo refleja el nuevo logotipo la transformación de la marca?

BMW 

ha apostado por la sencillez y la simplicidad, conservando su característica forma redonda, su nombre en la parte superior y el circulo interior dividido en cuatro secciones de colores blanco y azul, , pero ahora se trata de un 

logotipo 

completamente plano, en 2D y sin profundidad. No es ese el mayor cambio, aunque lo pueda parecer: la mayor novedad está en que la circunferencia exterior, hasta ahora de color negro, pasa a ser transparente.



BMW se convierte así en una marca relacional 

El nuevo logotipo de comunicación irradia apertura y claridad”, explica Jens Thiemer, director de Clientes y Marca de BMW. “Con esta nueva variante transparente, más que nunca estamos llamando a los clientes a formar parte del mundo BMW. Además, nuestro nuevo diseño de marca está orientado hacia los desafíos y oportunidades de la digitalización de las marcas. Con sobriedad visual y flexibilidad gráfica, estamos preparados para la gran variedad de puntos de contacto de la comunicación en los que BMW estará presente en el futuro, fuera y dentro de la red. El logotipo adicional simboliza el significado y la importancia de la marca para la movilidad y el placer de conducir en el futuro.

Sigue manteniendo sus rasgos originales Baviera a la inversa en el logotipo de BMW

La B de BMW representa a Baviera, y eso debía quedar patente también en el diseño. Las fracciones del círculo interior llevan los colores del Estado Libre de Baviera, el blanco y el azul. Sin embargo, están en el orden inverso (al menos, si se lee el emblema de la forma habitual en heráldica, de arriba a izquierda y en el sentido de las agujas del reloj). El motivo de esta disposición de los colores es que la antigua ley prohibía el uso de emblemas o símbolos nacionales en la identificación de una marca o un logotipo.